Radio Nuevitas. Emisora de la Radio Cubana al norte de Camagüey.

Aquel 10 de octubre de 1868

Aquel 10 de octubre de 1868.Oct, 2018.- Amanecía el 10 de octubre de 1868 en el ingenio La Demajagua, Manzanillo, y la decisión ya estaba adoptada. Varios bayameses, que desde hacía algunos meses conspiraban contra el poder colonial en Cuba, tomarían las armas para enfrentarse a la metrópolis en busca de libertad.

El audaz terrateniente Carlos Manuel de Céspedes se presentó frente a sus esclavos con una bandera, símbolo de la insurrección, y con palabras emocionadas cargadas de amor y rebeldía.

Y allí, en la misma finca en la que había servido toda su vida, frente al amo criollo y poderoso, recibieron la libertad y la invitación de Céspedes a unirse a la lucha por la libertad.

Nadie ignora que España gobierna a la isla de Cuba con un brazo de hierro ensangrentado, decía el que luego mereció el apelativo de Padre de la Patria en su ardoroso discurso, conocido después como Manifiesto del 10 de octubre.

Cuando un pueblo llega al extremo de degradación y miseria en que nosotros nos vemos, nadie puede reprobarle que eche mano a las armas para salir de un estado tan lleno de oprobio.

Fue así que la declaración se convirtió en el manifiesto de lucha de una nueva etapa en la historia cubana, una que marcaría el inicio de las luchas independentistas, a partir de la que se conocería en todo el mundo la dignidad de los hijos de este archipiélago.

La Patria y la nacionalidad comenzaron a forjarse aquel 10 de octubre de 1868, cuando Carlos Manuel de Céspedes lanzó el primer grito de cubanía, el abogado terrateniente que dio la libertad a sus esclavos al tener como premisa la igualdad entre todos los hombres y la convicción de que la lucha armada era la única vía para lograr la libertad.

¡Qué grandeza, qué sentido del deber! Dejar atrás comodidades, propiedades, riquezas, para pelear de igual a igual con esclavos, para ofrendar la vida por un bien mayor.

Con hombres así, como Céspedes, se forjó la independencia de la Isla, cubanos que también demostraron la voluntad irrevocable de de luchar por su liberación de la Metrópoli española, y que hoy constituyen ejemplo para las generaciones presentes y futuras.

En La Demajagua sigue en pie la campana que sonó aquella mañana, y entre el robusto tronco de un jagüey centenario yace el último vestigio del poder español, una rueda dentada del ingenio, símbolos que hoy recuerdan a Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria, y su ferviente lucha a favor de la libertad y los oprimidos.

Radio Nuevitas Digital fundada el 14 de marzo de 2002. Teléfono:(53)(32)412074 Correo: radionuevitas@enet.cu. Jefa de redacción: Milagros Manresa Rodríguez | Editora: Neilyn Hernández Peña | Webmaster: Yulien Morgado Faces | Traductora: Greisis Rodríguez Porro. Copyright © Radio Nuevitas 2015.

Top Desktop version