Nov, 2019.- Tu muerte fue sólo el peldaño a la inmortalidad, el descanso solemne a tanto andar, el dolor insaciable por la pérdida física y contrario a lo que pensaban tus enemigos la continuidad histórica de tu legado.

Caminas con pasos agigantados por el mundo porque ni la guerrera implacable de negro pudo cegar tu presencia en esta tierra que es la de muchos hermanos que comparten tu pensamiento universal.

La noticia impactó a todos, el dolor y el silencio acompañados rendían honor al hombre Revolución que eres. Fidel Castro, tu nombre es firmeza, impronta, decoro, entereza y libertad. Quedó el vacío por verte andar, hacernos reflexionar y hablarnos de corazón, pero vives.

Vives en cada espacio de esta Isla, en el llano, en la Sierra, en lugares intrincados, en los niños, los jóvenes, en cada profesional, en el obrero, el campesino, el humilde; vives en las escuelas, los centros asistenciales de Salud, en las obras sociales y en todo lo que tenemos aquí, porque eres Cuba Fidel Castro, tú eres este país.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar