La Habana, 19 oct.- La compañía Lizt Alfonso Dance Cuba (LADC) prepara hoy el retorno a los escenarios tras más de medio año en cuarentena y, para refrescar memorias, entrelaza fragmentos de algunos de sus espectáculos más aplaudidos por el mundo.

Con un programa concierto que incluye coreografías de Fuerza y Compás, Alas y Latido, el conjunto se convertirá en la primera agrupación de danza en regresar a la escena del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, luego de siete meses de cierre para colaborar con las medidas de aislamiento social decretadas a consecuencia de la Covid-19.

Las funciones acontecerán el 23, 24 y 25 de octubre y, la creadora de la compañía, Lizt Alfonso, ha dejado patente en redes sociales el orgullo porque gran parte de sus bailarines se mantuvieron entrenando en casa en todo momento en medio de tan difícil circunstancia.

Maestros y ensayadores se las ingeniaron para impartir instrucciones desde la distancia, mientras la propia directora lanzaba retos a los artistas, que terminaron por involucrar a los miembros de la compañía y más allá: los adolescentes y niños de su escuela y los talleres vocacionales.

Para seguir aprovechando las ventajas de las redes sociales, LADC realizará esta semana transmisiones en vivo de momentos de funciones y ensayos mediante el perfil de Instagram Lizt Alfonso Dance Cuba.

Sabemos que todo el público que desea asistir a las funciones no podrá hacerlo por la capacidad limitada del teatro en esta 'nueva normalidad', pero de alguna forma queremos que todos puedan disfrutar de este momento, explica una nota de prensa.

Además, LADC pretende brindar un regalo desde el escenario y sus redes sociales a los médicos y el personal de la salud que ha sido imprescindible en días tan difíciles.

Igualmente, con las transmisiones online la compañía busca obsequiar a sus admiradores en todos los países del mundo instantes inolvidables de la historia personal, a fin de celebrar el aniversario 29 de su fundación y el Día de la Cultura Cubana.

El programa concierto se hilvana con un atractivo elemento de enlace: el estilo fusión, sello de LADC, que combina aspectos del flamenco, el ballet, la danza contemporánea, el folclore y disímiles bailes populares de su isla natal.

Alfonso es Embajadora de Buena Voluntad del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y ha sido jurado y maestra invitada de competencias de danza realizadas en este continente.

En reconocimiento a su labor social, reflejada en compañía y escuela, la directora y su equipo recibieron el Spotlight Award by the USA President's Committee on the Arts and the Humanities (2016), entregado en la Casa Blanca de manos de la entonces primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar