La Paz, 27 jun - La filial aquí de la Asociación de Profesionales Médicos Graduados en Cuba rechazó hoy todo tipo de injerencia y agresión contra la isla caribeña, así como la activación del título III de la Ley Helms-Burton por Estados Unidos.

Un comunicado de la asociación calificó esa norma como una violación flagrante de los derechos del pueblo cubano, y que aumenta el clima de hostilidad de la política internacional de Washington hacia La Habana.

No pudieron ni podrán. Cuba no está sola, ahora somos miles de cubanos más nacidos en otras naciones que venceremos los títulos III y IV de esa ley, concluyó el documento.

Asimismo, María Isabel Vizcarra, responsable del espacio de reflexión y debate Café Semilla Juvenil de esta urbe, envió una carta al presidente estadounidense, Donald Trump, rechazando las agresiones contra la mayor de las Antillas, Venezuela y Nicaragua.

Vizcarra destacó en su misiva que América Latina es una sola, unida por sus culturas indígenas y ancestrales, sus luchas libertarias por la independencia por más de 500 años de explotación y saqueo colonial.

'No necesitamos tutelajes y menos intervenciones y ocupaciones. Por favor, respétenos', enfatizó.

Por otra parte, la Coordinadora de Izquierda Revolucionaria Cruceña denunció el injerencismo del Gobierno norteamericano en América Latina ante su fracaso en el Medio Oriente.

Jerges Mercado Suárez, miembro de esa organización, ejemplificó el recrudecimiento del injusto bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, como parte de esa estrategia injerencista.

Díganme si esto es democracia. Prohibirle (Trump) a sus ciudadanos viajar a Cuba. Les prohíbe a las empresas y a los cruceros, y hasta los castiga severamente, si es que hacen comercio o van a Cuba. Los que hablan de democracia son los primeros que la violan, recalcó.

Ratificó su protesta enérgica y convocó a todas las fuerzas sociales a manifestarse y oponerse contra ese genocidio.

La aplicación completa del Título III de la Ley Helms-Burton fue habilitada a partir del 2 de mayo pasado por la administración de Trump, en lo que el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, calificó de ataque al Derecho Internacional y la soberanía.

Desde su entrada en vigor hace 23 años, la Helms-Burton codifica el bloqueo impuesto por Washington a la Isla hace casi seis décadas, aunque durante ese periodo los presidentes norteamericanos habían suspendido la aplicación efectiva del número III cada seis meses.

Ese acápite otorga a los ciudadanos estadounidenses la posibilidad de presentar en cortes federales demandas contra quienes según Washington 'trafiquen' con las propiedades nacionalizadas tras el triunfo de la Revolución, lo cual busca evitar la llegada a Cuba de inversiones extranjeras.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar