La Habana, 17 nov.- La propuesta de política para la extensión agraria en Cuba fue presentada en el encuentro que habitualmente sostiene el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en el Palacio de la Revolución, con científicos, expertos y productores, vinculados a la soberanía alimentaria y nutricional.

Al decir de Díaz-Canel, lo que se propone es la continuidad de los encuentros que hemos sistematizado semanalmente, pues, explicó, surgió en los debates del primer intercambio con representantes de la comunidad científica y destacados campesinos.

Telce González Morera, director general del Instituto de Investigaciones de Granos, dijo que la propuesta reforzará el liderazgo de los gobiernos municipales y de los sistemas alimentarios locales, y que se trazaron tres objetivos: actualizar las bases que sustentan el sistema de extensión agraria como proceso facilitador del desarrollo del sector, con prioridad en el nivel local; establecer los conceptos y principios para la organización estructural, gerencial y funcional de ese sistema, con un enfoque participativo y multiactoral; así como instaurar los indicadores de medidas que permitan monitorear y evaluar su eficacia y efectividad, reseñó el sitio de la Presidencia.

En la reunión, en la que participaron el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa; el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, y los viceprimeros ministros, Inés María Chapman Waugh y Jorge Luis Tapia Fonseca, Díaz-Canel expresó que «este es un avance importante para algo que es una experiencia que ha dado resultados, es uno de los aprendizajes que hemos tenido en este tiempo, que se enlaza perfectamente con la agroecología y con el desarrollo sostenible».

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar