La Habana, 19 oct.- Cuba mantiene hoy el compromiso con la construcción de una sociedad más justa y el respeto a los derechos humanos pese al bloqueo de Estados Unidos contra el país, considerado el principal obstáculo para su desarrollo.

La reciente elección de las mayor de las Antillas para integrar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU ratifica el empeño del Gobierno con el respeto de esas garantías.

Como parte de estas políticas, uno de los principales logros del sistema cubano es la salud pública como derecho fundamental gratuito, universal y accesible.

El país cuenta, como resultado, con una esperanza de vida al nacer superior a 78 años, un médico por cada 116 habitantes y un estomatólogo por cada 556.

Sin embargo, ese sector es uno de los más golpeados por las políticas de Washington que, de acuerdo con un informe del Ministerio de Relaciones Exteriores cubano, provocaron pérdidas por más de 104 millones de dólares de abril de 2018 a marzo de 2019.

Este complejo escenario no impide los programas de colaboración médica cubana como una legítima expresión de la cooperación Sur-Sur.

En 57 años de colaboración, la mayor de las Antillas ha brindado apoyo a 87 países y territorios, mientras que en medio de la emergencia global por la Covid-19 unas 52 brigadas llegaron a 39 estados para contribuir al enfrentamiento a la pandemia.

Otros de los derechos fundamentales de los cubanos es la participación popular en la conducción de los asuntos públicos y los procesos de toma de decisiones, ratificado en 2019 cuando se aprobó una nueva Constitución tras un amplio proceso de consulta popular.

Cuba, además, ocupa el segundo lugar en el mundo en cuanto al número de mujeres parlamentarias, logro de la igualdad de género y el empoderamiento femenino en la isla.

Ellas representan el 49 por ciento de la fuerza laboral en el sector estatal civil, el 53 en el de la ciencia y el 60 de los graduados de educación superior.

El país además trabaja en el derecho a la igualdad y la lucha contra la discriminación, garantía expresada en el Programa Nacional contra el Racismo y la Discriminación Racial, creado en 2019 para combatir definitivamente los vestigios de ese flagelo en la sociedad cubana.

La libertad de expresión, la promoción y protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes y el derecho de los trabajadores son otros de los logros en el ámbito de los derechos económicos, sociales y culturales en la esfera de los derechos civiles y políticos del país.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar