La Habana, 14 oct.- A la una de la madrugada del domingo primero de noviembre se deberán atrasar una hora los relojes para restablecer el horario normal en todo el territorio nacional y coincidir de esta forma con los países del hemisferio norte.

La Oficina Nacional para el Control al Uso Racional de la Energía (ONURE) informó que este cambio de hora implica un aumento en la demanda de la electricidad en el horario pico, debido a la coincidencia de un mayor uso de la luz artificial y la cocción de alimentos entre las cinco de la tarde y las nueve de la noche.

En consecuencia, llamó a fomentar el ahorro como una práctica de vida en hogares y centros de trabajo, y que sean parte de la cotidianidad del cubano encender solo las luces y equipos necesarios y desplazar las actividades del hogar fuera del horario pico .

Ahorra ahora por tu familia, por tu barrio, por Cuba, convocó la entidad.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar