La Habana, 6 ago.- El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, reafirmó hoy la posición de la isla con respecto al Consejo de Derechos Humanos, del cual es miembro fundador.
En su cuenta de Twitter, el canciller señaló que mientras la nación caribeña se integró a ese organismo internacional desde su creación, Estados Unidos votó en su contra.

Asimismo, apuntó que su país participa activamente en los trabajos del Consejo, en tanto la nación norteamericana lo abandonó.

'Cuba representa el humanismo y la solidaridad', precisó Rodríguez, y añadió que Estados Unidos 'ya no puede mentir y amenazar al mundo'.

La víspera, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo que el ofrecimiento a la isla de un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas es inaceptable, y que ningún país debería votar a favor de su ingreso.

La nación caribeña resultó elegida para ocupar un lugar en el Consejo de Derechos Humanos en cuatro períodos: 2006-2009, 2009-2012, 2014-2016, y 2017-2019; y en febrero de este año reiteró su candidatura para 2021-2023.

Las declaraciones de Pompeo tratan de condenar a la mayor de las Antillas por supuestas violaciones de los derechos humanos, para lo cual aludió una vez más al argumento de su actual campaña contra la colaboración médica, catalogándola como trata de personas.

El Gobierno cubano ha rechazado en varias ocasiones y foros internacionales tales acusaciones, que se emplean además para amenazar a los Estados que la solicitan y reciben.

A pesar de esas presiones, numerosos gobiernos han pedido ayuda a la isla frente a la pandemia de Covid-19 y el trabajo de los profesionales de la salud despierta tal reconocimiento internacional, que incluso se les propone para el Premio Nobel de la Paz.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar