París, 3 jun.- El diputado ecologista francés François-Michel Lambert consideró hoy merecedoras del premio Nobel de la Paz a las brigadas médicas cubanas que enfrentan la Covid-19 por el mundo, a las que calificó de un símbolo importante.

Este premio reconoce a los que luchan a favor de los otros, y estas brigadas llevan años haciéndolo, comentó en entrevista con Prensa Latina el parlamentario por el sureño departamento de Bocas de Ródano, quien preside el Grupo de Amistad Francia-Cuba de la Asamblea Nacional.

Lambert destacó la presencia de profesionales de la salud de la isla en los escenarios más difíciles de catástrofes naturales y epidemias, solidaridad demostrada una vez más en el actual contexto del azote de la pandemia causada por el coronavirus SARS-CoV-2.

La organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras recibió en 1999 el Nobel de la Paz por su trabajo, ahora es el momento de hablar y de reconocer a las brigadas médicas cubanas, lo cual daría un alcance más global e integral al galardón, estimó.

De acuerdo con el diputado del grupo Libertades y Territorios, estos premios comenzaron a otorgarse a principios del siglo XX, con un dominio de los países occidentales industrializados entre los ganadores, pero en las últimas décadas se han internacionalizado.

Lambert sumó su respaldo a la plataforma lanzada en Francia a finales de abril para apoyar la petición de entregar el Nobel de la Paz al Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve.

Desde su creación en 2005, galenos, enfermeras y técnicos de este llamado ejército de batas blancas han salvado millones de vidas en zonas de África, América Latina, el Caribe y Asia, azotadas por terremotos, huracanes, inundaciones y epidemias, una ayuda que llegó por primera vez a Europa durante la crisis de la Covid-19.

En su llamamiento, apoyado ya por decenas de organizaciones y personalidades de varios países, la plataforma expresa orgullo por la disposición de Lambert a ser portador de la petición ante el Comité Noruego del Nobel.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar