La Habana, 29 feb.- Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de la República de Cuba, encabeza el balance del 2019 del sistema bancario y financiero, que en estos momentos se desarrolla en el edificio Sierra Maestra de la capital.

Lo acompañan Manuel Marrero Cruz, primer ministro; Ricardo Cabrisas Ruiz, viceprimer ministro; Alejandro Gil Fernández, viceprimer ministro y titular de Economía y Planificación; Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba; así como otros funcionarios del Partido, el Gobierno y el ámbito empresarial cubano.

Como parte de la cita, se hará una contextualización del sistema que cuenta con 26 mil 700 trabajadores y que es fuertemente afectado por la hostil política norteamericana y las medidas restrictivas constantemente impuestas por esta.

También se hará un análisis de los avances dados en materia de infraestructura en aras de un mejor funcionamiento y servicio en las instalaciones, lo cual tributará a la economía nacional.

Otros puntos de la agenda serán la aplicación de la política crediticia, las acciones de control interno y la política de informatización a nivel nacional, en la cual la cara más visible son las operaciones con tarjetas magnéticas.

De acuerdo con el sitio web del Banco Central de Cuba, el sector tiene bien definidos los retos, “pero con unidad e inteligencia colectiva los superaremos y buscaremos soluciones novedosas, que contribuyan a lograr mayor eficiencia en los servicios bancario y en el cumplimiento de los planes de desarrollo estratégico a corto, mediano y largo plazo de la nación”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar