Ciego de Ávila, 29 nov.- Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de la República de Cuba, continúa este viernes un recorrido por centros de interés socioeconómicos de Ciego de Ávila, como parte de la visita gubernamental que realiza la máxima dirección del país al territorio avileño.

En un clima caracterizado por el intercambio con el pueblo y el acercamiento a los principales programas de desarrollo que se ejecutan en la provincia, transcurrió la jornada del jueves, en la que participaron además el vicepresidente cubano Salvador Valdés Mesa y varios ministros.

El Combinado Cárnico de la Empresa Pecuaria Genética Turiguanó, creada en 1976, la cual tiene entre sus objetivos mejorar la raza Santa Gertrudis y la obtención de sementales vacunos, constituyó el primer punto  visitado por el mandatario cubano.

La entidad, única de su tipo dedicada al ganado Santa Gertrudis, resulta líder en el país en la elaboración de productos cárnicos a partir de los 132 tipos de cortes —55 tradiciones, 62 especiales, 10 vísceras y cinco artísticos— que realizan según lo estipulado por las cartas tecnológicas cubanas e internacionales.

Actualmente  comercializa sus producciones en más de 70  instalaciones hoteleras cubanas, entre ellas las del  destino turístico Jardines del Rey y Varadero, donde  la entrega de carne, tiene gran demanda por su calidad.

En el municipio de Morón  la comitiva se acercó al proceso de fabricación de  los calentadores solares que se venden a  la población como parte del programa de ahorro energético en el sector residencial.

La UEB RENSOL ha elaborado este año seis mil 800 equipos de 90 litros, que se comercializan en la capital cubana y el compromiso es completar las siete mil 100 unidades antes de finalizar el 2019.

Díaz-Canel Bermúdez se interesó por el proceso productivo, el salario que reciben los obreros y las condiciones de trabajo, a la vez que intercambió con el personal,  compuesto mayoritariamente  por jóvenes y valoró las posibilidades de la industria no sólo para compensar la demanda nacional, sino también para exportar en un futuro.

La intensa jornada abarcó además la bioeléctrica que se construye aledaña al central Ciro Redondo, en el municipio del mismo nombre, la fábrica de producción de tubos Ciegoplast y el Centro de Investigación Científica Bioplantas, entre otros centros.

En la bioeléctrica Díaz-Canel conoció que la moderna planta, de tecnología china costará más de 180 millones de dólares, aportará 60 megawatt/hora -el 50 por ciento de la electricidad que necesita la provincia- a partir del bagazo de la caña, el marabú y otras biomasas.

A su vez, en el central Ciro Redondo, el mandatario valoró como positiva la inversión de cerca de 70 millones de pesos que lo llevará a ser uno de los más modernos del país.

Entre las tareas más complejas que asumen en esa industria se encuentra el montaje del nuevo tándem que cuenta con cinco reductores planetarios, vital para asumir el proceso de ocho mil toneladas de caña, dos mil por encima de la capacidad anterior.

El mejoramiento tecnológico del “Ciro Redondo” también incluye una pesa digital desde el comienzo del proceso, dos viradores nuevos para el tiro directo, sonda muestreadora de la calidad de la caña y una moderna desfibradora (primera con que contará un central cubano) que sustituirá los juegos de cuchillas, entre otras acciones.

CIEGOPLAST, por su parte, destaca hoy en como la de mayor capacidad instalada en el país, con 602 surtidos, en tanto ya cumplió su plan anual y completó los cinco mil kilómetros de tuberías plásticas producidas desde su fundación en 1999.

La visita gubernamental llegó al término de la tarde hasta el centro de Bioplantas, aledaño a la Universidad Máximo Gómez, que tiene como visión: "desarrollar, aplicar y ofrecer tecnologías, productos, asistencia técnica y servicios académicos de excelencia en el marco de la biotecnología vegetal".

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar