La Habana, 11 nov.- Los médicos, técnicos y especialistas del proyecto estadounidense Operation Walk han cruzado las fronteras del bloqueo con el deseo de ayudar e intercambiar con los especialistas cubanos, afirmó el director del hospital ortopédico Fructuoso Rodríguez, de esta capital.

Al concluir otra fructífera visita de esa iniciativa, que incluyó 56 exitosos implantes de cadera y rodilla a pacientes cubanos aquejados de esas dolencias ortopédicas, el doctor Antonio Hernández Rodríguez al frente de ese centro asistencial, elogió esta nueva contribución de conocimientos y tecnología de especialistas de la norteña nación.

Para viajar a Cuba tuvieron que vencer no pocos obstáculos, les cancelaron varios vuelos charter por las restricciones aplicadas por el actual gobierno de Estados Unidos, y tuvieron que viajar por diferentes líneas y horarios hasta lograr su propósito: atender a pacientes cubanos.

Destacó que Operation Walk es una fundación no gubernamental de ayuda humanitaria, que comenzó sus contactos con la isla hace 26 años a través del Ministerio de Salud Pública y el Centro de Investigaciones Médicas Quirúrgicas, los cuales se han extendido a los hospitales ortopédicos Frank País y Fructuoso Rodríguez.

'Es un intercambio científico entre los profesionales de Cuba y Estados Unidos en el tema de la artroplastia o prótesis total de cadera y rodilla, con un equipo multidisciplinario y compacto de cirujanos, anestesiólogos, rehabilitadores, enfermeras, ingenieros y especialistas en electromedicina, que constituye un ejemplo de trabajo coordinado.

Hernández Rodríguez resaltó que este grupo de excelentes profesionales asumen todas las tareas dentro de un hospital desde la configuración de los salones según las normas de asepsias, preparación de las salas, intervención quirúrgica y rehabilitación del operado con sus propios medios técnicos e insumos.

En esta ocasión fueron atendidos 44 pacientes operados con resultados muy favorables y con gran beneficio para su salud y funciones motoras, con un tipo de técnica que aunque se utiliza en el país, se trata de un implante con mucha seguridad de acoplamiento con el hueso y que proporciona una rápida movilidad y recuperación, significó el especialista.

Operation Walk posee sus propios protocolos de anestesia, técnica quirúrgica, rehabilitación y tratamiento para evitar complicaciones, un trabajo en equipo de excelencia que también aprendió de nuestros profesionales y experiencias de trabajo en la ortopedia, afirmó.

Se trata, aseguró, de intercambiar, recibir de ellos todo lo que se pueda aprender por el deseo que han de mostrado de contribuir al beneficio de los pacientes, los cuales pasaron un proceso de selección y atención conjunta desde abril de este año hasta concluir su operación con resultados satisfactorios.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar