Nueva York, EE.UU., 9 nov. - La directora ejecutiva de la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria-Pastores por la Paz, Gail Walker, destacó el apoyo mundial con que cuenta hoy Cuba, como quedó demostrado en la Asamblea General de la ONU.

Fue muy emocionante presenciar en ese foro cómo numerosos países, uno tras otro, hablaban para expresar que estaban junto a la isla en su reclamo de acabar con el bloqueo impuesto por Estados Unidos hace casi 60 años, declaró a Prensa Latina.

Muchos resaltaron la solidaridad internacional que despliega Cuba en todo el mundo y fue muy inspirador escuchar todo esos mensajes, señaló.

El 7 de noviembre, la Asamblea General de la ONU por vigésimo octava ocasión consecutiva aprobó el proyecto de resolución 'Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba'.

Acciones como esas nos dan más fuerza a los que desde Estados Unidos reclamamos para acabar con ese cerco, y nos inspiran para continuar con nuestros esfuerzos desde aquí, justo en el vientre de la bestia, afirmó Walker.

Fue un gran día para Cuba y su justo reclamo, añadió, y quedó demostrado que la mayoría de las naciones del mundo se oponen a las nuevas medidas de la administración de Donald Trump contra ese país caribeño.

Después de lo que se hizo durante el mandato de Barack Obama, que no fue suficiente pero al menos era el inicio de una apertura para normalizar las relaciones, ahora vemos cómo Trump le da marcha atrás, lamentó.

Aunque esto resulta muy frustrante, apuntó, muestra que es importante seguir educando a los estadounidenses sobre lo que representa el bloqueo norteamericano, y animarlos a que vayan a Cuba y conozcan por sí mismos el país.

Hay que acabar con ese mito de que Cuba es todo lo que dice el Gobierno de Estados Unidos, que lo describe como un país sin libertades, por eso es tan importante visitar la isla y conocer su realidad, consideró la directora ejecutiva de Pastores por la Paz.

Pero es Washington quien niega a los ciudadanos estadounidenses sus libertades cuando les prohíbe viajar a la mayor de las Antillas, observó.

Las nuevas restricciones sobre los vuelos a Cuba, que ahora solo pueden ser a La Habana, golpean también muy fuerte a la comunidad cubana en Estados Unidos, indicó.

Estas acciones, dijo, nos dan más motivos para seguir alentado a las personas a la acción con el objetivo de que el Gobierno cambie tales políticas.

Walker criticó, además, la hipocresía de la administración de Trump, que arrecia su bloqueo contra Cuba y lo hace en nombre, supuestamente, en defensa de los derechos humanos.

Pero este Gobierno viola los derechos humanos de las mujeres, de las personas negras, de los migrantes? subrayó. De esta hipocresía habló el canciller cubano, Bruno Rodríguez, en la Asamblea General de ONU, rememoró.

El pasado 6 y 7 de noviembre, ese foro abordó el reclamo de poner fin al bloqueo norteamericano contra Cuba, el cual recibió el respaldo de 187, de los 193 Estados miembros de la ONU.

Solo Estados Unidos, Israel y Brasil estuvieron en contra de la resolución que pide acabar con ese cerco; Ucrania y Colombia su abstuvieron, y Moldova no estuvo presente en la sala en el momento la votación.

Luego de la victoria de Cuba en la ONU, grupos de solidaridad y representantes de la sociedad civil se reunieron al frente de la sede de la misión de isla ante Naciones Unidas para manifestar su apoyo.

Además de llevar ayuda humanitaria a Cuba desde inicios de 1990, las caravanas de Pastores por la Paz, bajo la guía del fallecido reverendo Lucius Walker, surgieron con el objetivo de hacer frente al bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar