Dic, 2020.- "Soy maestro, profesión de la cual no tengo antecedentes familiares sino que nació conmigo", así expresa con orgullo el joven Pedro Gómez Saustre.

"Desde que inicié mi vida escolar, al ver el desempeño de mis educadores y percibir lo que acontece en una escuela me fui enamorando, lo que conllevó a que tuviera en mi casa un aula con una pizarrita para jugar”.

Al vincularse a la Organización de Pioneros José Martí se destacó como miembro del colectivo escolar porque se sentía como un maestro al frente de los diferentes procesos que se realizan en ella.

En la Secundaria Básica se incorporó al movimiento de monitores y, además, optó por la opción de formación pedagógica en un preuniversitario de este tipo.

"Allí cursé mis tres años. Me captaron para el curso de habilitación de maestros primarios que radicaba en el (Instituto Superior) Pedagógico José Martí, donde estudié un periodo lectivo entero y luego cumplí mi sueño de trabajar en la escuela en la que estudié desde niño, Ciro Redondo García.

Siempre me apoyé en los profesores que me tutoraban como Maida Tello, Daulema Abreu y bajo la dirección de Marta Fernández, a la cual le debo quien soy porque me encaminó y guio sobre cómo debía proyectarse un educador a la altura de los tiempos que se están viviendo".

En el plantel Ciro Redondo García se mantuvo varios años donde se desempeñó como Jefe de ciclo y laboró con colegas de los cuales muchos habían sido sus maestros: "fue un honor haberles retribuido lo que ellos me legaron".

Fuera de las aulas Pedro también ha mostrado su preparación en el magisterio: "He participado en eventos de Pedagogía y de Creación de Medios de enseñanza".

Hoy trabajamos con nuestro árbol nacional. Creamos un personaje llamado PALMIRA.

Publicado por Pedro Gómez Saustre en Jueves, 26 de noviembre de 2020

Los baúles de las sorpresas.

Publicado por Pedro Gómez Saustre en Miércoles, 11 de noviembre de 2020

"El árbol del saber". Cargado de ricos mangos con sorpresas para nuestros niños.😉💖😉💖😉

Publicado por Pedro Gómez Saustre en Lunes, 16 de noviembre de 2020

El joven reconoce que en los diferentes procesos que se desarrollan en los centros educativos siempre se ha interesado porque sus alumnos participen en ellos con la calidad que se requiere.

"He alcanzado buenos resultados en mi trabajo porque he tenido estudiantes ganadores del concurso Ya sé leer, escribir y calcular en primer grado.

Cuando nos corresponde el matutino tratamos de que si coincide con una efeméride los alumnos sientan lo que vivieron esas personas que participaron en el hecho, lo que permite que se apropien de la Historia de Cuba aun cuando no den el contenido, que les llegue todo ese valor patriótico, el amor por la Revolución y todo lo que nos enseñó nuestro líder Fidel Castro lo debemos transmitir de generación en generación.

Una de las experiencias más emotivas que tuve como docente fue cuando incidí en la preparación de los estudiantes que participaron en la prueba internacional Estudio Regional Comparativo y Explicativo de la calidad del aprendizaje, cuando estuve tres meses apoyando al sexto grado de la escuela Conrado Benítez, trabajando con 60 alumnos y tengo la satisfacción de que obtuvieron buenos resultados y nuestro país terminó en un lugar importante en esta competencia".

Por toda su trayectoria resultó elegido a nivel provincial con la distinción Maestro por la Patria, que otorga el Ministerio de Educación; además, lleva siete años consecutivos evaluado de Muy bien, máxima calificación que se le otorga a un docente; así como la condición de Educador ejemplar durante ese periodo.

En la comunidad donde vive “el maestro siempre está presente, cada vez que un alumno tiene alguna dificultad los padres van a verme con el niño para que les explique y yo siempre estoy allí para ellos”.

Por todo su quehacer en el trabajo, el barrio y en cada escenario en que se le necesita ostenta la condición 191 Aniversario de la villa San Fernando: “Para mí es un gran honor porque soy nuevitero de pura cepa y es un orgullo contar con ese galardón”.

Actualmente, Pedro se desempeña desde hace dos cursos en la escuela primaria Aurelia Castillo de González como maestro de segundo grado.

“Creo que el prestigio de un maestro se gana con el trabajo diario con los alumnos y que la familia vea el interés que uno tiene en que estos niños avancen porque todo cuanto hace no es para hoy, sino para el fututo”.

Al preguntarle cuál es su consejo para las nuevas generaciones respondió: “En la actualidad tengo la maravillosa experiencia de que muchos de los que fueron mis alumnos ya son trabajadores y aún me dicen profe, lo que me llena de gran satisfacción”.

El joven responde una y otra vez que nunca cambiaría de profesión porque es lo que ama, una carrera de infinito amor.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar