Punta Gorda: la playa de las ostras (+ Fotos).Nov, 2019.- La naturaleza dotó a Nuevitas de significativas áreas de playas, entre las que se encuentran algunas que lugareños y foráneos visitan con marcada sistematicidad, pero existe una que por su belleza y entorno natural merece ser frecuentada en el período estival: la playa de Punta Gorda.

En esa ribera el entorno es rico en abundante vegetación autóctona, de modo que la flora y fauna se suman a las riquezas del lugar, y permite a los bañistas interactuar con el medio sin agredirlo.

Esa área de baño es también conocida como “la playa de las ostras”, debido a la cantidad de ejemplares de la especie que moran en el lugar y con las que se tropieza al caminar por el fondo, cuando el mar llega a los hombros de los que allí disfrutan sus aguas.

Las ostras son moluscos marinos de las que existen más de 50 especies vivas que son comestibles. Estas almejas se adhieren a las rocas o se entierran en el fondo del mar y aunque no pueden desplazarse se mueven por efecto de las olas, por lo que muchas veces tropiezan con los pies de bañistas. Las conchas son de forma ovalada irregular y puestas a la luz muestran bellos colores tornasolados.

Los moluscos se alimentan de microorganismos y partículas orgánicas en suspensión, que pasan al interior del animal gracias a las corrientes producidas por el movimiento de los cilios y después son seleccionados por los palpos labiales antes de llegar a la boca.

Estos son exquisitos. Si se consumen crudos acompañados de limón, sal y un buen aderezo se convierten en ideal para acompañar un trago de ron. Otros los prefieren en un especial arroz amarillo que, a manera de paella, muestra un realce en sus características marineras.

Las ostras se encuentran repartidas por todo el mundo. En general forman grandes bancos en las zonas de marea de las aguas templadas, a una profundidad de más de 30 metros. En la costa Atlántica americana destacan la de los manglares y las especies propias de Argentina, Brasil y Chile, además de las Antillanas.

Resulta significativa la manifestación de ostras existente en la playa de Punta Gorda, en el extremo nordeste de la ciudad de Nuevitas, en el lugar conocido con el mismo nombre por la forma de pequeña lengüeta de tierra que dibuja en el mar y parece sumergirse.

Ahora, cuando visitemos de nuevo la llamada playa de las ostras lo haremos imaginando el manjar que constituye este diminuto molusco de concha considerable pero, con la mesura necesaria y con una profunda conciencia ambientalista, respetaremos el lugar para que en él se multiplique la vida en sus singulares ostras.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar