Camagüey, 23 sep.- Con el propósito de mantener la tranquilidad y hacer cumplir las disposiciones del gobierno como parte del fortalecimiento de la Estrategia Económica Social adoptada por el país, los órganos jurídicos y del orden interior incrementan el control en Camagüey.

Idelsys Martínez Laurencio, fiscal jefa provincial, dijo que hasta el momento se acumulan más de 150 procesos penales, de los cuales el 80 % obedecen, fundamentalmente, a las actividades económicas ilícitas, acaparamiento y desobediencia.

Así mismo, se procesan y tramitan varios casos por desacato a las autoridades, el no empleo del nasobuco y la reventa de productos de primera necesidad, a los que se aplica con severidad lo establecido en el Código Penal vigente.

Martínez Laurencio refirió también que al 60 % se les ha impuesto multas de hasta dos mil pesos como prevé la legislación penal, y el por ciento restante ha quedado a disposición de los tribunales.

La información de las infracciones detectadas son comunicadas por el Grupo Jurídico del Consejo de Defensa Provincial en sus reuniones diarias, para que se adopten medidas más enérgicas con aquellos que reinciden en el incumplimiento de lo establecido.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar