Camagüey, 19 sep.- Ajustados a los protocolos nacionales para el enfrentamiento a la Covid-19, los especialistas del hospital clínico-quirúrgico Amalia Simoni, de esta ciudad, se enfrascan en el tratamiento de sospechosos y confirmados con la enfermedad de las provincias de Ciego de Ávila y Camagüey.

Desde la semana precedente, la primera institución hospitalaria fundada en Cuba luego del triunfo de la Revolución (1959), se destinó completamente para la asistencia a pacientes de ambas regiones, sobre todo por el aumento de los casos positivos del coronavirus SARS-CoV-2 en el vecino territorio.

Según informó a la Agencia Cubana de Noticias Eduardo Rivero Peláez, su director, en estos momentos se encuentran 163 ingresados, 125 de ellos están infectados con el patógeno y el resto son posibles contagiados, procedentes mayormente de la región avileña, que presenta la mayor tasa de incidencia del padecimiento en el país.

Al igual que en la anterior fase de envergadura epidemiológica, en el centro fueron acondicionadas 320 camas para la actual contingencia, incluyendo las siete capacidades para la Terapia intensiva, las cuales se extenderían hasta 18 de ser requerido.

Solamente en el Amalia Simoni permanecen dos avileños enfermos de Covid-19 necesitados de esos cuidados, con un reporte de grave, pero estables, precisó el galeno.

A su vez, detalló que reciben también la atención médica establecida un neonato y otros 13 pacientes en edad pediátrica, además de ocho embarazadas y tres puérperas, todos residentes en la colindante provincia.

Junto a los médicos, enfermeras y demás personal de salud del hospital, quienes poseen experiencia en el enfrentamiento a la pandemia, laboran especialistas en neonatología, pediatría y ginecobstetricia de las respectivas unidades de Camagüey, para tratar a los casos mencionados con anterioridad.

Rivero Peláez destacó que otra vez funciona la comisión de expertos, integrada por profesionales de 14 ramas de las Ciencias Médicas, encargados de asesorar por vía telefónica a colegas presentes en la zona roja, para la asistencia a los aquejados de acuerdo con su evolución.

Igualmente agregó que todo el personal de salud está preparado y ha vivido la eventualidad de asumir la llegada simultánea de pacientes, así como también se dispone de los medios de protección, medicamentos e insumos requeridos.

Hasta la semana precedente, en el Hospital Amalia Simoni se garantizó la atención a sospechosos y de la última contagiada en comunidad, que recibió ya el alta clínica, tras el restablecimiento paulatino de sus funciones habituales, en correspondencia con las diferentes etapas de la recuperación pospandemia.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar