Dic, 2019.- El turismo ha sido definido por la dirección del país como uno de los seis sectores estratégicos para el desarrollo de la nación, y con tal compromiso, el 2019 representó para Camagüey un año de avance en múltiples aristas.

Segura de sus atractivos, la provincia agramontina despide este año con marcada afluencia de rusos y canadienses, que definen hoy los principales mercados emisores.

Como muestra del creciente interés por nuestra región, durante el año turoperadores y agencias de viaje de varios países reconocieron sus encantos.

En el caso de Camagüey, elogiaron las instalaciones y otros valores que hacen de este destino un lugar de preferencia, representantes del sector turístico de España, como las agencias de viaje Camaleon Travel, Zafiro Tours Cieza y Mundo a Través, además de otros procedentes de Alemania, quienes participaron en el mega evento Travel Games, que anualmente organiza el turoperador Thomas Cook.

Como resulta habitual, de cara a la temporada alta se revitalizó la planta hotelera, con la particularidad del aumento de las operaciones aéreas, pues el turoperador ruso Pegas Touristik garantiza vuelos directos desde Moscú cada diez días, mientras la aerolínea Sunwing, de Canadá, posibilita arribos desde Toronto y Montreal.

María Gema Suárez, subdelegada del grupo hotelero Cubanacán en la provincia, asegura que el alza en los visitantes, se corresponde con el mejoramiento de la infraestructura, acondicionada para corresponder a ese incremento.

Lo anterior demuestra que Camagüey, como toda Cuba, mantiene su prestigio como destino turístico, a pesar del recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos.

En el 2019 la irracional política impactó de manera negativa en el sector, con mayores restricciones y trabas a los viajeros de ese país que desean visitar la Isla, además de la eliminación de los vuelos procedentes de la nación norteña hacia las provincias, excepto a La Habana.

Desde el 10 de diciembre pasado, Camagüey se vio afectada por esa última medida, pues en el aeropuerto internacional Ignacio Agramonte se recibían aeronaves de las compañías Jet Blue y American Air Lines.

A pesar de ese impacto negativo, el turismo mantiene su vitalidad y, como explica Amelia Antelo Acosta, directora de la agencia de viajes Cubanacán en la provincia, “este será un invierno superior, que dejará importantes lazos de amistad e intercambio con nuevos mercados y turoperadores, sobre todo de Europa, que por vez primera insertan sus operaciones en la provincia”.

El incremento en el 2019 de las ofertas dirigidas al mercado interno distinguió el quehacer del turismo en el territorio, y aunque esos incentivos se mantuvieron durante los 12 meses, se potenciaron en el período vacacional de verano.

Novedoso resultó el producto denominado Cuatro por cuatro y más, que les posibilita a los huéspedes de Santa Lucía disfrutar, con un descuento, de los servicios de cualquiera de los alojamientos y de los centros de Palmares en ese polo turístico.

En las instalaciones del complejo hotelero Cubanacán Ciudad también se aprecia mayor presencia de los clientes nacionales, a partir de las ofertas para celebraciones de bodas, fiestas de 15, lunas de miel y otras festividades, unidas a las sistemáticas actividades en el patio del hotel El Colonial.

Los cuatro hoteles de Cubanacán en el balneario Santa Lucía también ofrecieron atractivas propuestas, sobre todo para el mercado interno, que una vez más se posicionó como el principal cliente en julio y agosto.

La presencia de la cadena española Meliá Hotels International en la capital agramontina, a través de la administración y comercialización del hotel Colón y el Gran Hotel, ha resultado ventajosa, pues se ha elevado el estándar de ambas instalaciones, lo cual se aprecia en la calidad del servicio.

Como novedad para este año, nuevos productos y servicios puso a disposición de los clientes la sucursal del grupo hotelero Islazul en esta urbe medio milenaria, con destaque para el bar- mirador Panorama, en el hotel Puerto Príncipe, y el cabaret TradiCuba, en el hotel Camagüey. Esos centros recreativos, emblemáticos en la ciudad, se encontraban cerrados desde hace varios años.

En los hoteles de esa entidad se han diseñado habitaciones prototipo para acometer la rehabilitación de las restantes y se han renovado varios productos, como la cafetería y bar del hotel Plaza, el centro El bambú, del hotel Isla de Cuba, y las económicas propuestas para disfrutar de los alojamientos los fines de semana.

También se fortalecen los servicios extrahoteleros, tanto en la Ciudad de los Tinajones como en la playa Santa Lucía. La prioridad en este último sitio es potenciar ofertas, con la apertura en el venidero año de un delfinario, según Antonio Saavedra Espada, director de la sucursal Palmares.

Igualmente en la capital camagüeyana se continúa incrementando la oferta, como sucedió con la inauguración del bar Cubanazo, en la calle Independencia.

Otra prioridad para el sector turístico es la formación de los futuros profesionales, empeño al que contribuye significativamente la Escuela de Hotelería y Turismo Hermanos Gómez, conocida como Formatur.

Y si del ámbito académico se trata, en el 2019, la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte graduó a los primeros estudiantes de la Licenciatura en Turismo del curso regular diurno. Al respecto, Yunesky Canteli González, delegada del Ministro del Turismo en la provincia, elogió la alta preparación de los jóvenes, que contribuirán a aportar iniciativas para desarrollar el sector, de conjunto con los trabajadores de experiencia y prestigio en su labor.

En cuanto al proceso inversionista, que persigue el incremento de la capacidad habitacional en el territorio, se trabaja en el hotel San Juan de Dios y en otras obras en la ciudad agramontina en inmuebles de valor patrimonial y arquitectónico; al tiempo que próximamente deberá iniciar las operaciones el ya concluido hotel Planta Real, en la playa Santa Lucía.

Pero sin lugar a dudas, si de nuevas instalaciones hablamos, fue la apertura del hotel Valentín Cayo Cruz, al norte de la provincia, uno de los sucesos más importantes.

Con más de 500 habitaciones, ese inmueble cuenta con cuatro restaurantes temáticos y piscinas, y dispone de un frente de playa en el que se ubican varios servicios, según relatan varias páginas en Internet.

En esa región camagüeyana continúa la construcción de otras instalaciones, como parte de un amplio proceso inversionista.

Relacionado con el Campismo Popular, sobresale Las Clavellinas, que ganó la sede de la celebración provincial por el aniversario 38 de la creación de esa empresa, aunque también los clientes prefieren las restantes siete unidades ubicadas en diversos municipios agramontinos: Batalla de Saratoga, La Barbacoa, Monte Oscuro, Los Cangilones, Las Palmas, Punta de Ganado y Villa del Sol, las cuales totalizan mil 026 capacidades.

El turismo en Camagüey tiene enormes desafíos para el 2020, en correspondencia con la importancia de ese sector a nivel de país.

El cumplimiento del proceso inversionista, mayor gestión de comercialización, la calidad del servicio y el incremento del número de huéspedes, tanto internacionales como del mercado interno, son algunos de los retos, a los que se suma la participación de otras esferas de la economía, como la Agricultura y la Industria, que generen encadenamientos productivos.

La provincia cuenta con suficientes atractivos naturales, históricos y culturales para posicionarse como un destino clave a nivel de país, y para ello es decisivo el talento y profesionalidad de quienes laboran, desde cualquier puesto, en las diferentes instalaciones y la prestación de servicios.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar